sábado, 24 de septiembre de 2011

Que sean proyectos de gobierno y no el color

*El 2012 no debe entenderse como el fin del mundo sino como oportunidad histórica para destruir la simulación que impide el progreso y desarrollo de los pueblos.
*La clase política tradicional no valora ni respeta el oficio de los periodistas, reconoce el legislador chiapaneco en Tapachula.

Soy orgullosamente de piel morena como la mayoría de los chiapanecos y me preocupa que en el 2012 la elección para gobernador se vaya a definir por el color de la piel y no por un propuesta de gobierno que enfile a Chiapas al desarrollo sustentable y al progreso que añoramos cuatro millones y medio de habitantes en esta entidad.
En estos términos se expresó el diputado local por el Partido del Trabajo Enoc Hernández Cruz, al reunirse con periodistas de diferentes agrupaciones en la ciudad de Tapachula donde realizó una gira de trabajo de dos días.
El también Presidente de la Comisión de Agricultura consideró que es un atentado a la inteligencia y al razonamiento de los ciudadanos que haya personajes interesados en gobernar nuestra entidad basados en el culto a la personalidad y no en un plan estratégico que genere confianza y certidumbre de que transitaremos por el rumbo correcto.
Dijo que en la cultura maya el 2012 es considerado como un año de destrucción, pero no debemos caer en el catastrofismo de creer que es el fin de mundo, sino una oportunidad histórica para quitarnos la venda de los ojos de quienes creen que por el color de su piel marcarán la diferencia “por eso doy gracias a Dios de ser de piel morena como la mayoría de los chiapanecos, porque esa es mi realidad y porque soy un convencido que ser moreno no nos hace más ni nos  hace menos ante nadie a quienes nos identificamos con ese color de piel”.
Flanqueado por Yolanda Correa González y Delmar Román Díaz, presidentes de la Asociación de Prensa, Radio y Televisión de la Costa de Chiapas y de la Asociación de Redactores y Reporteros Prensa Chiapas, respectivamente, el ex alcalde de San Cristóbal de las Casas, afirmó que para la clase política tradicional los periodistas “no son sujetos de crédito ni dignos de confianza porque siempre los relegan, los utilizan y cuando han logrado sus propósitos los desechan y poco les importa incluso el desempeño de su propio jefe de prensa y eso debe cambiar por dignidad y por respeto al oficio periodístico”.
En Chiapas necesitamos garantizar que no sean los convenios de publicidad los que definan los limites, la censura y no coarten la libertad de expresión y cuando logremos que se entienda que lo que se vende es el espacio y no el criterio, estaremos dignificando la profesión de los comunicadores.
Abundó que son los periodistas a través de la prensa escrita, la radio, la televisión, el internet y las redes sociales quienes suben o bajan la popularidad de los políticos dependiendo la orientación de su pluma o la expresión de su criterio y si queremos una sociedad democrática, el deber de quienes están en este noble oficio es conducir su conducta con honestidad, con transparencia pero sobre todas las cosas hablando con la verdad aunque ello implique asumir altos riesgos.
 “No olvidemos que tenemos en un chiapaneco don Belisario Domínguez Palencia, la enseñanza de que la vida también se arriesga cuando se tiene que defender el derecho a expresar las ideas y el pensamiento”, puntualizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada